La importancia de la estética en pacientes oncológicos.

A Pilar, a  mis pacientes y amigas

con un Abrazo de Luz muy poderoso…

Por favor, un poco de cariño…

Existe un gran vacío en torno a las necesidades estéticas de los enfermos de cáncer y de los efectos psicológicos que en ellos se produce durante los tratamientos de quimioterapia y radioterapia.

Lo que está claro es que la autoestima de los pacientes se ve menos afectada si su imagen cambia lo menos posible durante el proceso de su enfermedad.

Es un hecho muy frecuente que los pacientes oncológicos sometidos a tratamiento presenten afectación de la piel y sus anejos cutáneos, que, si bien no suele revestir gravedad, supone una alteración estética importante difícilmente aceptada por los pacientes.

El paciente necesita adaptarse a los cambios que está sufriendo. De hecho, las indicaciones para mejorar su aspecto físico repercutirán positivamente en su autoestima y estado de ánimo, haciendo que su forma de verse, de relacionarse con los demás, en definitiva, que su actitud ante la enfermedad sea mejor.

Las alteraciones cutáneas más frecuentes relacionadas con los tratamientos oncológicos son:

  • Sensibilidad a la radiación solar.
  • Sequedad extrema.
  • Aparición de hiper pigmentaciones.
  • Irritación – Purito.
  • Palidez – Coloración cetrina.

Sensibilidad a la radiación solar

El sol puede potenciar los efectos de la quimioterapia en la piel (foto sensibilidad) y dañar la piel de la zona que ha sido sometida a radioterapia. Además, los tratamientos que reciben estos pacientes dejan la piel “desprotegida” frente al sol.

La sensibilidad puede manifestarse por:

  • Fuerte enrojecimiento tras la exposición solar cotidiana (no necesariamente con baños de sol).
  • Mayor tendencia a reactivación de quemaduras solares previas.
  • Aparición de lesiones cutáneas en zonas que han sido sometidas a radioterapia.

¿Qué podemos hacer?

Limitar la exposición solar, y en caso de exposición, emplear siempre productos solares con SPF alto o muy alto (30-50 o 50+) y protección UVA.

 

Sequedad extrema


Generalmente suele afectar a todo el cuerpo aunque puede manifestarse de forma más marcada en determinadas zonas. La piel se debilita sensibilizándose a cualquier tipo de agente.

¿Qué podemos hacer?

Evitar baños calientes prolongados que resecarían aún más la piel.

Prevenir. Antes de someterse a radio o quimioterapia comenzar a cuidar la piel.

Hidratar profundamente la piel bebiendo mucha agua y empleando diariamente productos cosméticos adecuados.

 

Aparición de Hiper pigmentaciones

Más frecuentemente asociadas a zonas localizadas de aplicación de radioterapia, en zonas de vendajes o de pliegues cutáneos. Suele ser auto limitado, desapareciendo en los meses siguientes de finalizar el tratamiento.

¿Qué podemos hacer?

  • Limitar la exposición solar y en caso de exposición, emplear siempre productos solares con SPF alto o muy alto (30-50-50+) y protección UVA.
  • Hidratar profundamente la piel bebiendo mucha agua y empleando diariamente productos cosméticos adecuados.
  • No se recomienda el uso de productos cosméticos despigmentantes.

 

Irritación-Prurito

Más frecuentemente localizado en la palma de las manos y en la planta de los pies, aunque pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Generalmente son auto limitadas, desapareciendo al finalizar el tratamiento.

¿Qué podemos hacer?

  • Emplear ropa holgada, sin elásticos, preferiblemente de tejidos naturales (algodón, lino) porque son menos irritantes.
  • Se pueden aliviar los síntomas sumergiendo las zonas en agua fría.

 

Palidez-coloración cetrina

La coloración de la piel en estos pacientes se puede ver alterada por:

  • Determinada medicación que aporta un tono apagado, cetrino.
  • La asociación en ocasiones de un determinado grado de anemia, que provoca palidez.
  • El sol es un enemigo directo de estas pieles, impidiendo adquirir un tono saludable.

¿Qué podemos hacer?

Emplear productos cosméticos que:

  • Proporcionen luminosidad y color al rostro.
  • Permitan lucir un favorecedor tono bronceado natural.

El sol es el peor enemigo directo de los pacientes oncológicos, pero no por ello deben renunciar a un aspecto saludable; para lograrlo, es necesario el uso de cosméticos que:

  • Hidraten  y nutran profundamente.
  • Protejan del sol diariamente, durante todo el año.
  • Proporcionen luminosidad y color al rostro.
  • Permitan lucir un favorecedor tono bronceado natural.

¿Cómo ayudar?

El paciente no debe -ni puede- renunciar a un aspecto saludable y bello de su piel, para ello recomiendo:

 

Un plan “Bienestar”:

  • Hidratación y nutrición profunda.
  • Protección de sol directamente, todo el año.
  • Aportar luminosidad al rostro.
  • Aportar color que permita lucir un bronceado natural y bonito.

 

Germain de Capuccini sensibilizado con está problemática ha creado

una línea de Productos Biológicos ideales para cubrir estas necesidades estéticas.

 

Para  Información complementaria, consejo o compra de productos:

Llamar mi amiga Fatima Besa Cruz,

Esteticista – Cosmetóloga – Aroma terapeuta en Andorra

Tel : 00376 347 582

 

 

 

 

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :