Yoga y Fertilidad


Practicar yoga para la fertilidad es extremadamente benéfico para parejas que desean tener un bebé. En la actualidad, los problemas de fertilidad son más frecuentes, tanto en hombres como en mujeres debido a factores como el ritmo de vida y el estrés, que disminuyen más la probabilidad de tener un bebé.

El estrés, además de minar la salud, es uno de los principales enemigos de la fertilidad, el yoga ayuda a relajar el cuerpo y la mente, por eso se considera como uno de los mejores remedios que existen para combatirlo. Con la práctica de determinadas posturas y respiraciones, se estimula y tonifica el sistema reproductor de mujeres y hombres, mejorando el flujo de energía y circulación sanguínea y linfática para equilibrar los niveles hormonales.

El yoga hace que el cuerpo y la mente se unan a través de posturas y ejercicios de relajación que ayudan a incrementar la libido y a producir hormonas sexuales. En todas las posturas hay que trabajar con la respiración y la concentración. Precisamente esto es lo que nos podrá ayudar a aumentar la fertilidad y la predisposición del organismo para procrear. Al encontrase la mente y el cuerpo más relajados, se generan más hormonas sexuales que mejorarán el rendimiento en todos los niveles y como consecuencia, al entrar en este estado, se puede disfrutar mucho más del acto de amor más maravilloso del ser humano.

Plus