Como proteger nuestro pecho




A causa del aumento en los casos de cáncer de pecho, muchas mujeres se sienten impotentes ante los caprichos de la enfermedad. El hecho de aportar una perspectiva energética a las curas personales del pecho puede, no solo superar los problemas antes de que se vuelvan síntomas, sino también prevenirlos. Es esencial, por ejemplo, que la linfa circule libremente y pueda drenar el pecho. Los sujetadores demasiado apretados o reforzados con varillas metálicas o de plástico tienen tendencia a obstruir los vasos linfáticos situados bajo el pecho. Para evitar sus efectos, os proponemos una técnica de auto masaje muy simple, que, efectuada con regularidad, permitirá de mantener una buena circulación energética en el pecho. Dicha técnica no sustituye en ningún caso un tratamiento terapéutico completo, pero permite sobretodo a las pacientes de involucrarse personalmente, y sin ningún riesgo, en un tipo de tratamiento que permite espaciar considerablemente las sesiones en cabina.

1. Una serie de puntos linfáticos sigue la forma de media luna debajo de cada pecho. Con un solo dedo, masajear esta línea inter costal, del interior hacia el exterior, insistiendo sobre las zonas dolorosas. Hacer varios pases.

Plus